La Revista Cultural La Palestra Noticias es un espacio de encuentro para compartir el amor por el Arte, por el Deporte, por la Literatura, por la Salud, por los conocimientos de Astrología, por el Medio ambiente y su cuidado, por la cultura de cada Sociedad y su gente; por los viajes, la oportunidad de descubrirnos diferentes y semejantes.   

27 de septiembre de 2017

Tres son multitud (cuento pisciano)

Por Las hermanas Beláustegui 

 

—Esto no tiene ni pies ni cabeza— dijo una.

 

—Desordena, desfocaliza— dijo otra.

 

—Y al final,— siguió una tercera— estamos bien si tenemos un buen trabajo, una linda casa, un auto moderno, hijos correctos, juiciositos; entonces todo está bien.

 

—Y empiezan a desvanecerse esos más profundos ideales. Nos olvidamos del bienestar, pero del bienestar interior, del bienestar presente, del cumplir sueños hasta sus más infinitas alturas.

—Aunque tan solo fuera por un momento, por un instante, no dejan de ser sueños cumplidos.

 

—¿Y la salud?— preguntó una.

 

—Hay prepaga— contestó otra.

 

—Todo está bien —dijo una tercera.

 

—Y pero claro, no nos olvidemos que la medicina más poderosa está en nuestra mente, la misma que muchas veces interrumpe impulsos transformándolos en culpas y desconfianzas.

 

—Y claro, la respuesta está en la Pacha.

 

—Y al final se confunde la libertad. Ni sabemos por qué estamos luchando, pero LUCHAMOS con fuerza y a grito desesperado repitiendo frases como papagayos con el puño en alto y bien enojados, enojadísimos, porque esto no puede estar sucediendo.

danza, hermanas, piscis, literatura, arte, cuento,

—Y nos olvidamos… nos olvidamos de que la lucha es interna, más noble e ingenua, y que nos lleva a crecer… Que la lucha va contra esos miedos más profundos del alma. Pero no. Realmente nos olvidamos de eso. Entonces, de todas formas luchamos, porque es real: hay algo dentro de nosotros que pide luchar; lucha por recordar.

 

—Mas nos perdemos en lo que escuchamos, en lo que vemos, en lo que nos enseñaron, y es hacia adonde llevamos toda la energía de lucha que naturalmente nos nace.

 

—Cuando entendamos que no hay una única realidad, que la lucha se empieza en uno mismo y con los que tenemos alrededor, pasan cosas:

 

—Ser vecino está en asomar la cabeza y brindarle lo que tengas— dijo una— dar una mano a tu hermano.

 

—Amar la Naturaleza, cuidar y aprender de ella —dijo otra.

 

—La lucha es CONFIAR y seguir confiando frente a una, y otra, y otra, y otra… decepción. Luchar es salir al mundo mostrando que, enfrentándolos, los miedos no existen. Salir a la calle con lo que tengas y seas, porque todavía seguís confiando que sí se puede.